Un año más el grupo Bilbotarrak, incombustible, amenizó la semana grande Bilbaína haciendo las delicias de los Bilbaínos por las emblemáticas siete calles.